www.erroreshistoricos.com

Errores Históricos y otras curiosidades.

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Bienvenidos a Curiosidades y Errores Históricos

La hoz y el martillo a gran escala

Si paseas por el centro financiero de la ciudad de Madrid, en la zona denominada como Nuevos Ministerios, puedes encontrarte con edificios de estética fascista que ocultan una realidad bien distinta.

Hay que remontarse a diciembre de 1931 cuando el ministro de Obras Públicas en el primer gobierno de Azaña, Indalecio Prieto, encargó al arquitecto Secundino Zuazo un proyecto con un claro mensaje "sovietizante". El proyecto, una obra faraónica ideada por la República, escondía un gran secreto que no llegó a buen puerto debido al comienzo de la guerra civil española.

Lo que no esperaban Indalecio Prieto ni el arquitecto Zuazo - co-fundador de la Asociación de Amigos de la Unión Soviética - es que, con el fin de la guerra, Franco retomará el proyecto como una de las acciones para levantar un Estado descompuesto.

El nuevo régimen pensó, en el inicio de la posguerra, crear un gran complejo administrativo nacional y, sin pensarlo, optaron por continuar con lo dibujado por Zuazo. Y así fue, acabado el proyecto años más tarde, en la actualidad cuando lo que creemos ver son moles de edificios de estética fascista en realidad son edificios de estética soviética.

El secreto... si vemos a vista de pájaro el complejo creado nos encontramos con una hoz y un martillo gigantescos unidos por la base. La mayor apología arquitectónica mundial de la Unión Soviética soñada por el tándem Indalecio / Zuazo construida por Franco.

Dos polos opuestos o unidos !!

Otra curiosidad es que hasta hace pocos años en los jardines de los Nuevos Ministerios compartían espacio las estatuas de Indalecio Prieto y Francisco Franco. Ahora solo se encuentra la de Indalecio después de que se retirara la de Franco.

 

El sonido de Taos

Durante años, muchos años, todos los visitantes y habitantes de la pequeña localidad de Taos, en Nuevo México, escucharon un molesto sonido que perturbo sus vidas. Un sonido que provenía del desierto que rodea la ciudad y que registrado en una frecuencia bajísima - semejante al zumbido de un insecto - incomodo a sus habitantes durante mucho tiempo.

Investigadores, habitantes del lugar y visitantes de la ciudad de Taos han tratado durante años de encontrar el porqué del extraño sonido. Hipótesis de todo tipo incluyen condiciones físicas anormales, otros afirman que se trata de una histeria colectiva, un experimento siniestro o algo más allá de nuestro entendimiento.

Sea lo que sea a día de hoy nadie ha logrado determinar la existencia real de este sonido, ni su fuente, ni si se trata de un invento de la población local.

 

Página 1 de 702

You are here: